Creado por Patricia Pradolin, docente de Práctica de la Interpretación, Introducción a la Traducción y Orientación Profesional

jueves, 18 de agosto de 2016

Método Alexander de Relajación

Gracias al blog http://blog.psicoactiva.com/tecnica-de-alexander-en-relajacion/

Si miramos atrás en el tiempo encontraremos la Técnica Alexander en relajación, ya que cuenta con una antigüedad de casi unos cien años de historia. Con el paso del tiempo y de forma rápida fue haciéndose francamente popular y además se puede practicar con cualquier persona. Es usada por ejemplo por actores, deportistas, bailarines o músicos, entre otros.
Frederick Alexander fue el padre de dicha técnica y esta se basa en la creencia sostenida de que los problemas normalmente causados por posturas incorrectas tienen su base en una mala llamada alineación de la cabeza con la columna vertebral. Entendemos pues, que la posición de nuestra cabeza así como del cuello es un tema capital e importante para la buena coordinación de la posición del resto del cuerpo. A este factor Frederick Alexander lo proclamó con el nombre de Control Primario.
La Técnica Alexander propiamente dicha consiste en la movilidad del cuerpo con un máximo equilibrio así como coordinación de sus partes, eso si, con un mínimo esfuerzo. Es por ello que los músculos llegarán a conservar tanto flexibilidad como elasticidad, sin olvidar las queridas articulaciones, tendones y ligamentos los cuales no sufrirán una tensión que de otra forma padecerían.
Pero lo que está claro que tenemos que tomar sobretodo conciencia de las posturas que adoptamos, solo así podremos poner en practica esta técnica. Así pues, nuestro cuerpo por regla general en todos sus aspectos se verá beneficiado. Dejando a un lado el corregir la postura corporal en esta técnica encontramos la llamada Visualización Alexander sin olvidar que esta nos servirá para mantener nuestra columna vertebral en óptimas condiciones.
La Visualización Alexander en relajación sigue como es evidente unos patrones para su practica, vamos a verlo. Nos sentaremos en una silla con el respaldo recto (tendremos que estar cómodos y relajados). También podríamos hacerlo de pie, pero en todo caso con los piernas abiertas y los brazos descansados. Pero… ¿sea en silla o de pie que hacemos?… Pues imaginaremos que un globo tira de nosotros hacía arriba, imaginando a la vez un plomo de contrapeso en la base de la columna. Aquí observaremos dos fuerzas de forma opuesta y a su vez un estiramiento de la columna vertebral y casi de manera inconsciente. Con esto conseguiremos una postura más adecuada y por tanto más erguida. Es un ejercicio fácil y práctico.
Si miramos otro ejemplo no resulta menos interesante. Con este eliminaremos la tensión acumulada en nuestro cuello y largo de la columna vertebral. Nos extenderemos en el suelo boca arriba con la cabeza apoyada en un cojín. Colocaremos las piernas flexionadas así como las rodillas ligeramente flexionadas (estarán de forma paralela a las caderas). De este modo se elimina la tensión acumulada en la parte baja de la espalda. Apoyaremos las manos sobre los huesos de la cadera, con los codos dirección hacía fuera, descansaremos así el tiempo que necesitemos, sin duda al levantarnos habremos recuperado mucha energía con meno tensión corporal y renovados para llevar el día mejor si cabe. Sin duda la técnica Alexander es cómoda, fácil y práctica.

David Alvarez. Terapeuta