Creado por Patricia Pradolin, docente de Práctica de la Interpretación, Introducción a la Traducción y Orientación Profesional

jueves, 18 de agosto de 2016

La importancia del sonido

Gracias al blog Bootheando. ¡¡Como siempre, excelente el contenido!!
Imperdible http://www.bootheando.com/

Una de las variables que inciden en la calidad de la interpretación, y sobre la que el intérprete poco puede hacer, es el sonido. Los modelos de los Esfuerzos deDaniel Gile explican, entre otros aspectos, las dificultades que comporta la interpretación.
Para D. Gile, los esfuerzos de escucha y análisis son los que engloban todas aquellas operaciones mentales que nos llevan a la comprensión, desde la identificación de las ondas de sonido del discurso por parte de los órganos auditivos del intérprete, pasando por la identificación de las palabras como tales, hasta el momento en que el intérprete les atribuye un sentido o renuncia a hacerlo.
Si, por culpa de la mala calidad del sonido, el intérprete deja de oír parte del discurso, difícilmente conseguirá darle sentido. No cabe duda, entonces, de que una buena calidad de sonido en cabina y en la sala es esencial para la labor del intérprete. De hecho, las deficiencias en el sonido pueden llegar a producir más cansancio de lo normal y muchas veces son una fuente adicional de estrés y distracción. La calidad del sonido depende de muchos factores, desde el equipo (que garantice todo el rango de sonido: 125-12,500 Hz) hasta los auriculares (livianos y de óptima calidad), la acústica de la sala, los altavoces en la sala, la buena regulación del volumen y la calidad de la voz del propio ponente (¿cuántas veces no habremos dicho que a tal o tal ponente no le “pasa” bien la voz por el micrófono?).