Creado por Patricia Pradolin, docente de Práctica de la Interpretación, Introducción a la Traducción y Orientación Profesional

miércoles, 13 de mayo de 2015

Entrevista a Diana Merchant

En el marco de la cátedra de Orientación Profesional, los alumnos deben contactarse con un proveedor de servicios de interpretación y hacerle una entrevista. Agradecemos la excelente predisposición de Diana Merchant, del CCIT, y su generosidad al compartir sus conocimientos y experiencia con nosotros. ¡Felicitaciones Belén Piedrabuena y Laura Beneditich por el trabajo!




1)¿Por qué decidió convertirse en intérprete? 
Me gustaban mucho los idiomas y me encantaba la idea de un trabajo muy poco rutinario que implicara conocer tantas culturas diferentes.


2) ¿Tiene alguna especialización?
Además de hacer conferencias relacionadas mayormente con las ciencias sociales, me especialicé en telecomunicaciones y computación, economía y derecho.  Esto se dio por una cuestión de oferta y demanda del mercado por un lado y preferencias personales por otro.


3) ¿Qué tipo de interpretación prefiere?
Prefiero la interpretación simultánea porque me permite ser totalmente fiel al orador, imitar sus inflexiones de voz, su ritmo y entonación mientras transmito su mensaje en el otro idioma.


4) ¿Qué consejo le daría a alguien que recién comienza?
Alguien que recién comienza debe tener en cuenta que es un trabajo sumamente gratificante pero que requiere de mucho estudio, lectura permanente, curiosidad por todo lo que nos rodea. Como todo trabajo independiente, tiene épocas de gran carga laboral y otras como el verano en que hay muy pocas conferencias. Si lo que se busca es la estabilidad, al principio esto es difícil de lograr.


5) ¿Cuántos años lleva trabajando como intérprete?
Llevo trabajando 38 años como intérprete.


6) ¿Cómo comenzó a insertarse en el mundo laboral?
Empecé trabajando con el Dr. Emilio Stevanovitch en cuya Escuela de Intérpretes me formé. Él tenía un grupo de intérpretes a los que coordinaba en las diferentes conferencias.


7) ¿Cuál fue su peor experiencia interpretando? 
Mi peor experiencia fue en una conferencia mundial sobre impuestos (técnicamente muy 
difícil) con oradores de acentos incomprensibles. Era imposible usar el parafraseo o la 
intuición para reformular las ideas en el otro idioma.


8) ¿Cuál fue su experiencia más gratificante interpretando? 
Mi experiencia más gratificante fue un caso en el que un participante se acercó a la cabina 
para decirnos que durante la totalidad de un día de conferencia había olvidado que alguien 
estaba interpretando a los oradores, que él sintió en todo momento que las intérpretes 
éramos los oradores.


9) ¿Con cuánto tiempo de anticipación estudia para una interpretación?
Todo depende del tema y de la antelación con la cual nos envían el material de trabajo. En 
algunos casos llegué a estudiar durante más de un mes y en otros unos pocos días.


10) ¿Ha negado su trabajo a muchos clientes? 
A pocos y únicamente porque no me garantizaban las condiciones mínimas para hacer un 
trabajo profesional como por ej., tipo de interpretación, ubicación de los intérpretes dentro de la sala, número de intérpretes a contratar.


11) ¿En qué momento de su carrera se sintió realizado como profesional?
Me sentí realizada en muchos casos pero si tuviera que mencionar a algunos en particular diría que interpretando a Henry Kissisnger, al Presidente Clinton y algunos otros de igual relevancia. Esto se dio aproximadamente 15 años después de haber comenzado a trabajar.


12)  ¿Algún comentario sobre la profesión como tal y para los intérpretes por venir?
Es un trabajo muy lindo, gratificante, que requiere de una enorme cultura general, una 
flexibilidad y capacidad de adaptación a circunstancias diversas. Todos los sacrificios y el 
estudio valen la pena cuando uno se da cuenta de que sirvió de puente entre dos culturas 
diferentes.