Creado por Patricia Pradolin, docente de Práctica de la Interpretación, Introducción a la Traducción y Orientación Profesional

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Problemas de interpretación en un juicio penal

El juicio penal contra el capitán y el jefe de máquinas del PRESTIGE y contra el ex director general de Marina Mercante se desarrolló con un sistema de traducción simultánea en cinco idiomas: español, gallego, francés, inglés y griego. A mismo tiempo que iban hablando los acusados, los peritos y los testigos, más los abogados de las partes personadas en el proceso, los traductores iban haciendo su trabajo. 

Estuvo claro desde el primer día que la calidad del servicio de traducción dejaba mucho que desear. Hubo incluso diversas protestas de los abogados al tribunal e incluso la propuesta de cambiar el sistema de traducción habida cuenta que los errores perjudicaban seriamente el desarrollo de los interrogatorios, dando lugar a malentendidos y notorios errores. Además del conocimiento profundo de los idiomas respectivos, los traductores tenían que conocer el vocabulario náutico de forma que supieran, por ejemplo que el pilot inglés corresponde al práctico en español. El tribunal no aceptó las quejas y mantuvo el sistema hasta el final.

Ahora nos ha llegado a la redacción de NAUCHER global información que explicaría los problemas de traducción del juicio. La Xunta de Galicia sacó a concurso el servicio por un precio sensiblemente inferior a las tarifas que suelen percibir los profesionales, organizados mayoritariamente en la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (AIIC), con sede en Ginebra y más de 3000 miembros en un centenar de paises, que hace la vez de colegio profesional y negocia Convenios con la ONU y las instituciones europeas.

Las advertencias de la AIIC a la Xunta de Galicia, de poner en peligro la seguridad jurídica del juicio (ver documento adjunto en formato pdf), fueron desoidas.

Leer nota original y carta AIIC en pdf