Creado por Patricia Pradolin, docente de Práctica de la Interpretación, Introducción a la Traducción y Orientación Profesional

viernes, 30 de junio de 2017

Entrevista a Daniel Sánchez Reinaldo

¡Gracias Daniel y gracias Vanesa Marinaro!

Sobre el intérprete

Es intérprete Jurado de inglés nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y socio de ASETRAD (Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes).
Se licenció en Traducción e Interpretación en la Universidad Autónoma de Madrid. Habla castellano, inglés, francés, italiano y ahora está aprendiendo catalán.
Trabaja mucho en televisión, principalmente para TVE. Interpretó a Obama en varias ocasiones, al embajador de EE.UU Alan Solomont y los Premios Nobel en el 2012 (Medicina, Física, de la Paz, Economía).
También trabajó en Accenture, una empresa multinacional dedicada a la prestación de servicios de consultoría y de servicios tecnológicos.

Entrevista

1.       ¿Hace cuánto es intérprete? ¿Cómo fueron sus primeros pasos en la profesión?
Soy intérprete freelance desde 2008, aunque durante mis estudios de Traducción e Interpretación tuve la oportunidad de comenzar en la profesión con un par de clientes que me salieron por aquel entonces y a los que daba servicio a la vez que asistía a las clases en la Universidad. Esos dos clientes me permitieron conocer cómo era este oficio, ir mejorando poco a poco y adquirir un poquito de experiencia para cuando terminase la carrera y me lanzara al mercado.
Al acabar la carrera comencé a trabajar en Accenture, en el departamento de traducción. Allí me encargué de gestionar proyectos y traducir. Después, decidí que había llegado el momento de dar el salto y establecerme como autónomo. Evidentemente fue una decisión con dudas y miedos, porque no sabes cómo se va a dar en el futuro. No sabes si tendrás clientes o no, o si tendrás un volumen de trabajo suficiente como para ganarte la vida con ese trabajo. Pero, por suerte, los clientes empezaron a llegar poco a poco… y así hasta ahora.

2.       ¿Cómo te preparas antes de cada interpretación? ¿Qué cosas llevas contigo que te son útiles en el momento de interpretar?
Para cualquier interpretación es muy importante documentarse previamente. En un congreso, en una conferencia, una reunión de trabajo es muy importante que te proporcionen todos los documentos que se vayan a tratar: presentaciones, discursos, etc. Ir a ciegas a cualquier interpretación es un riesgo que no deberíamos tener que correr. Muchas veces ocurre. Por eso hay que insistir a los clientes que si tienen interés en que su reunión o su congreso salga bien, tienen que ayudar a los intérpretes a saber qué es lo que tienen que interpretar. Hay otras ocasiones, como ocurre cuando interpreto en Televisión Española, en las que eso no es posible. Si estás interpretando un discurso de un presidente, una rueda de prensa tras un atentado o cualquier evento que sea de interés para emitirlo en directo en televisión, ahí nadie te puede entregar de antemano el discurso que se va a dar. Por eso es muy importante estar al día de la actualidad, saber lo que ocurre en el mundo, intuir los puntos principales de los que se puede hablar… Eso ayuda mucho en este tipo de discursos que son difíciles de preparar con antelación, porque muchas veces son noticias de última hora y desde TVE te llaman para que vayas corriendo en 30 minutos.
Sobre las cosas que llevo conmigo al interpretar, siempre llevo un ordenador o un Ipad para poder buscar cualquier palabra de la que tengas dudas. Además, siempre me hago mis glosarios sobre los términos que podemos encontrar ese día, papel y bolígrafo. Eso siempre, para apuntar cualquier cosa, como las cifras.

3    ¿Cuáles son tus técnicas contra el nerviosismo momentos antes de una interpretación?
Es fácil hablar de esto cuando ya llevas tiempo interpretando. Ahora te puedo decir que nunca me pongo nervioso en una interpretación. Sí que puedes estar un poquito “tenso”, lo cual es bueno para darlo todo desde el primer momento. Bien es cierto que al principio recuerdo que me ponía bastante nervioso. Pensar que estaba en televisión, que me podía oír todo el mundo, todo eso me ponía nervioso. ¿La solución? Ir acostumbrándote poco a poco. Y saber que lo único que pueden hacer los nervios es afectar negativamente a tu trabajo. Así que hay que intentar eliminarlos poco a poco. No es fácil, pero la práctica los va relegando a un rincón cada vez más pequeñito.

4     ¿Cuál fue el mayor desafío que se le presentó en una interpretación?
Son muchos los retos que se te pueden presentar al interpretar: un orador que no te pasa su presentación de 100 páginas y él intenta hacer su exposición en 15 minutos a toda velocidad, oradores que no vocalizan, interpretaciones de reuniones en la que los participantes se conectan vía telefónica (con un sonido que no siempre es bueno para interpretar), etc. Pero si tengo que pensar en una, recuerdo una entrevista en TVE a una exsoldado israelí que había publicado un libro y estaba en España para presentarlo. La entrevista era en directo. Antes de empezar hicimos una prueba de sonido para ver que los micros funcionaban bien, y así era. La entrevista empezó y de repente el micro de la exsoldado dejó de funcionar. Solo la oía a través del micro de la presentadora, con el consiguiente eco de fondo, que parecía que estaba metida en una cueva. A esto hay que añadir que la exsoldado comenzó de repente a hablar muy rápido y a decir ideas inconexas, sin tener mucho sentido. Yo hice todo el esfuerzo del mundo por sacar la situación adelante, pero la entrevista no salió del todo bien. Lo peor de todo es que cuando acabamos, vimos a la invitada y a su agente literario. Se acercó a mí y me dijo: “Perdona, pero ha llegado a la entrevista fumada”. No es bueno fumar ciertas sustancias antes de que te entrevisten en televisión. ¡Y menos si hay un intérprete de por medio!

5      ¿Qué consejos le darías a un estudiante de interpretación?
Siempre que los estudiantes de interpretación me piden un consejo siempre digo lo mismo: si de verdad queréis ser intérpretes, lo conseguiréis. Hay que dedicarle mucho tesón, mucho esfuerzo, mucho trabajo. Aprender, aprender y aprender. Y equivocarse, que no es malo. Hay que aprender de los errores. Pero si uno quiere ser intérprete, con trabajo lo será. Hay que abrirse paso en el mercado, claro. Pero como en cualquier trabajo. Si tú de verdad quieres ser intérprete, lucha por ello y todo llegará.


jueves, 29 de junio de 2017

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

un wasap y wasapear, adaptaciones adecuadas al español

Recomendación urgente del día
El sustantivo wasap (‘mensaje enviado por la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp’), así como su verbo derivado wasapear(‘intercambiar mensajes por WhatsApp’), son adaptaciones adecuadas en español.
Con motivo de la nueva función de WhatsApp que permite borrar mensajes tras haberlos enviado, en los medios de comunicación pueden verse frases como «¿Arrepentido de un WhatsApp?» o «Tienes cinco minutos para borrar un WhatsApp enviado».
De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, la letra w es apropiada para representar la secuencia /gu/, entre otras, en palabras extranjeras adaptadas al español (waterpolo y web, por ejemplo), criterio por tanto aplicable a wasap como españolización del nombre que se da a los mensajes enviados por WhatsApp.
En cambio, WhatsApp se escribe así, sin adaptar y con mayúscula inicial en la y en la segunda a, si hace referencia al nombre propio de la aplicación.
Dado que en los dos ejemplos anteriores se está empleando WhatsApp para referirse a cada uno de los mensajes enviados, como nombre común, lo recomendable habría sido escribir «un wasap».
Si esta voz se pronuncia como palabra aguda, no se tildan ni el singular wasap ni en plural wasaps (ya que se trata de una palabra aguda terminada en grupo consonántico). También es muy frecuente su pronunciación llana y en este caso lo adecuado es poner tilde en la primera a: wásap/wásaps.
A partir del sustantivo wasap, es posible derivar el verbo wasapear, ya asentado, como en «¿Quieres promocionar tu negocio con una aplicación para wasapear?», sin necesidad de resaltarlo con cursiva ni comillas.
Por otra parte, aunque también pueden resultar admisibles las adaptaciones guasap, plural guasaps, y guasapear, al perderse la referencia a la marca original y percibirse como más coloquiales, se prefieren las formas con w.
El sustantivo wasap (‘mensaje gratuito enviado por la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp’), así como su verbo derivado wasapear(‘intercambiar mensajes por WhatsApp’), son adaptaciones adecuadas al español, de acuerdo con los criterios de la Ortografía de la lengua española.
Esta obra señala que la letra w es apropiada para representar la secuencia /gu/, entre otras, en palabras extranjeras adaptadas al español (waterpolo y web, por ejemplo), criterio por tanto aplicable a wasap como españolización del nombre que se da a los mensajes enviados por WhatsApp, cuya denominación comercial conviene respetar: «Facebook compra WhatsApp por más de 13 800 millones de euros».
Así pues, frases como «Su segundo hijo también le manda wasaps desde París, donde está cursando un máster» o «¿Quieres promocionar tu negocio con una aplicación para wasapear?» pueden considerarse correctas, sin necesidad de cursivas ni comillas.
Si se pronuncia como palabra aguda no se tildan ni el singular wasap ni el plural wasaps, pese a acabar en s, dado que se trata de una palabra aguda terminada en grupo consonántico.
También es muy frecuente su pronunciación llana, en cuyo caso lo adecuado es poner tilde en la primera tanto en singular como en plural: wásap/wásaps.
Por otra parte, aunque también pueden resultar admisibles las adaptaciones guasap, plural guasaps, y guasapear, al perderse la referencia a la marca original y percibirse como más coloquiales, se prefieren las formas con w.

miércoles, 28 de junio de 2017


Entrevista a Lucille Barnes

¡¡¡Gracias queridísima Lucille y gracias Luciana Muller!!!



Pequeña biografía
   Lucille Barnes es intérprete de inglés-castellano y formadora de intérpretes.
   Nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 3 de enero de 1950 en una familia de origen danés, inglés y escocés. Hizo sus estudios primarios y secundarios en Argentina, en St. Hilda's College y Ward College. Vivió en Dinamarca, Alemania, Francia y Noruega, lugares en los que dio sus primeros pasos como intérprete freelance.
   Algunos años después, se formó académicamente como Intérprete de Conferencias en la Universidad del Salvador (Buenos Aires), fue discípula y luego colega y coordinadora del equipo de Emilio A. Stevanovitch.
   Entre los años 1985 y 1990, se desempeñó como Jefa del Departamento de Traducción e Interpretación de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (Argentina), durante la Presidencia del Dr. Juan Carlos Pugliese. También se desempeñó como intérprete personal del Dr. Pugliese.
   Fundó y es Directora y Coordinadora General del Estudio Lucille Barnes con años de trayectoria en la capacitación en interpretación de conferencias en diversos idiomas y en el que se forman intérpretes desde 1989.
  Por último, es miembro honorario de la Asociación Internacional de Profesionales de la Traducción y la Interpretación (AIPTI).

Preguntas y respuestas
1. ¿Hace cuánto tiempo se dedica a la interpretación? 
   Empecé con algunas experiencias, sin formación previa, solo por mi bilingüismo y las circunstancias del momento, cuando tenía 19 años y estaba viviendo en Europa, específicamente en Dinamarca y luego en Noruega. El castellano no era un idioma que hablara mucha gente allá, por 1969, 1970. De modo que empecé a oficiar de intérprete en diversas situaciones. Por lo tanto, hace casi 50 años que me dedico de un modo u otro a esta profesión.
¿Qué fue lo que despertó su interés por esta profesión?
   Me gustaban los idiomas, era bilingüe, no me gustaba enseñar idiomas, no me gustaba traducir, pero me atraía el papel protagónico que tiene un intérprete.
2. ¿Con qué tipo de interpretación se siente más cómoda? ¿Consecutiva o simultánea?
   Me gusta la simultánea. Me resulta más fácil, más natural.
¿Por qué?
   No tengo mucha memoria, elemento indispensable para la consecutiva, y no tuve maestros que supieran enseñármela como corresponde.
3. ¿Cómo es su período de investigación antes de una interpretación? 
   Todo depende del tema. Si es algo que manejo mucho, no necesito investigar demasiado, pero si es un tema que desconozco, obviamente requiere mucho más tiempo de investigación. Aunque suelo no aceptar trabajos de temas que no manejo. Y sugiero que no habría que hacerlo.
¿Y cómo maneja los nervios antes y durante la interpretación?
   La ansiedad va bajando en la medida en que uno se vuelve más experto, con la práctica, preparándose adecuadamente para el evento, respiración profunda y relajante, sentirse fuerte y seguro, y también creo que es cuestión de temperamento. Pero nervios sienten todos los intérpretes, si alguno dice que no le pasa, te estará mintiendo.
4. A la hora de tomar notas en una consecutiva, ¿tiene algún método especial que le sea útil?
   Como ya te dije, no hice mucha consecutiva con toma de notas, y cuando fue ineludible el compromiso, anotaba las fechas, números, nombres, y alguna que otra palabra clave, y luego esperaba que la memoria no me traicionara mucho.
   A esta altura de la entrevista debo aclarar que hace varios años que no me dedico de lleno a la interpretación, sino a capacitar intérpretes, ya que adoro enseñar. Interpreto de vez en cuando, ad honorem, para alguna causa con la que quiera colaborar, en situaciones en las que realmente no tengan los medios para pagar honorarios.
5. ¿Cuál ha sido el mayor reto y la mayor satisfacción al que se ha enfrentado en el ejercicio de esta profesión?
   No podría especificar uno en particular, los desafíos son constantes en esta profesión. La mayor satisfacción tal vez haya sido una conferencia en la cual el público aplaudió al orador durante 5 minutos y de pie. Me habían estado escuchando a mí, al menos la mayoría. Era una audiencia de 2.000 personas. El tema era la arquitectura y la poesía, de un tal Richard England, un reconocido arquitecto maltés, que además era poeta, y su disertación incluía párrafos de novelas hermosas, como la Historia sin Fin de Michael Ende. Por suerte, en esa época, mi hijo, que era chiquito, leía mucho, y era fanático de Michael Ende, por lo cual yo estaba empapada de esa literatura. England disertó maravillosamente y yo puede interpretar con placer y alegría. La combinación perfecta. England pidió un aplauso también para mí y luego me regaló su libro de poesías y me dijo que jamás había dado una conferencia con tanto público y tanto éxito.
6. ¿Qué consejos le daría a alguien que está estudiando la carrera de interpretación o recién se está iniciando como intérprete?
   Es fundamental practicar mucho, todo el tiempo, adquirir cada vez más vocabulario en ambos idiomas, más velocidad, más información. Un intérprete lleva sus recursos encima. No puede recurrir a fuentes externas, no hay tiempo. Tiene que poderlo todo y saberlo todo. Y entonces te lleva la vida lograr eso. No se puede dejar de practicar ni de estudiar ni de informarse jamás. Y solo se debe dedicar a esta actividad si realmente le gusta y le hace bien, de lo contrario no debería hacerlo.


Entrevistada por Luciana Müller el 14 de junio de 2017. 

martes, 13 de junio de 2017

Psicología de las emociones en interpretación

¡Gracias Trágora y Camila Rivera!


Entrevista a Liese Katschinka por Abril Cumin

¡Gracias Liese y Abril Cumin!




French > German
English < > German
A: German
B: English
C: French

- Active AIIC Member since 1978
- Freelance Interpreter
- Home base: Vienna, Austria

1. How did you become an interpreter? Have you ever considered quitting it?

–I studied interpreting/translation at the University of Vienna. I never thought of quitting the profession, it is too exciting and rewarding.

2. There, in Austria, does an interpreter ever have to work in poor conditions with respect to the equipment? (I mean all the facilities, the booth and its electronic devices such as mics, etc.)

–In the beginning booths, especially mobile booths, were of poor condition. Nowadays it is basically the poor arrangement of (stationery) booths in conference halls that may cause problems (insufficient sound insulation, poor sight of speaker and screen, all kinds of things stored in booths because they are not used often, dirty windows, etc.)

3. Have you seen any improvement in public knowledge about interpreting?

–A little but not much.

4. Do you think that all interpreters value their professions? Why/Why not?

–Interpreters often charge prices for their services that are below the value of their work. This is an immature attempt to secure work but is to the detriment to the profession as a whole, as undercutting triggers a vicious circle in the downward direction.

5. What advice would you give to novel interpreters?

–Respect working conditions (team strength, working hours, etc.) and be prepared for your assignment. Cooperate constructively with your fellow interpreters on the team.


Otros datos de ella y su trabajo:
(Fuente http://congresosctpcba.org.ar/invitados.html)

Traductora e intérprete graduada de la Universidad de Viena en 1968. Ha trabajado como intérprete independiente de conferencias (AIIC, alemán, inglés, francés) para organizaciones internacionales (ONU, OSCE, Consejo Europeo, Unión Europea, Consejo de la Abogacía Europea, organizaciones profesionales europeas e internacionales, empresas multinacionales y bancos),como intérprete certificado de tribunales (alemán, inglés), y también como traductora de inglés técnico científico. Ha tenido una activa participación en varias asociaciones profesionales locales e internacionales, tales como la Secretaría General de UNIVERSITAS y la Asociación Austríaca de Traductores e Intérpretes, desde 1982 hasta 1991. Fue vicepresidente de la Federación Internacional de Traductores (FIT) desde 1984 hasta 1987, secretaria general de FIT desde 1993 hasta 1999, vicepresidente de la Asociación Austríaca de Intérpretes de Tribunales, presidente del Comité de Interpretación en Tribunales y Traducción Jurídica de FIT, miembro de la Comisión de Intérpretes Legales y de Tribunales de AIIC y presidente de EULITA (Asociación Europea de Intérpretes y Traductores Jurídicos) desde 2009. Ha trabajado intensamente en la elaboración de normas de calidad para traductores e intérpretes (ÖNORM D 1200 y EN 15038). Actualmente es jefe de proyecto para una norma ISO sobre interpretación jurídica. Ha escrito para diferentes revistas profesionales un gran número de artículos sobre interpretación en tribunales, aseguramiento de calidad, construcción de asociaciones, etc. y realizado más de una docena de presentaciones en estos temas en diferentes conferencias internacionales.


Video: https://www.youtube.com/watch?v=Ku4ayVeK3eU

Entrevista a Aida Gonzalez del Álamo

¡Gracias Aida y gracias Vanesa Marinaro! 

Sobre la autora
Vive en Madrid, España. Habla tres idiomas: español, inglés e italiano. Es traductora desde 2003 e intérprete desde 2005. Ha traducido libros, arte, logística, ensayos clínicos y manuales de software desde 2003; intérprete de Conferencias (simultánea y consecutiva) desde 2005.
Trabajó como intérprete en el programa de radio Un Lugar Llamado Mundo (ULLLM) de Europa FM, en el directo de la gala MTV Movie Awards 2014 y 2016, en los festivales Tomorrowland Brasil y Bélgica 2015, la retransmisión de la alfombra roja de los Oscar 2016 y la gala de los premios del cine británico: los BAFTA 2015 - 2016 – 2017.
Interpretó de Hillary Clinton durante la retransmisión en directo de los debates de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos en 2016 para RTVE.
Es ponente y profesora de seminarios sobre interpretación de conferencias desde 2007.

Ha ganado dos veces el premio a mejor ponente de interpretación en 2014 y 2015.

Es miembro de IAPTI (International Association of Professional Translators and Interpreters) y de IMIA (International Medical Interpreter Association).


Entrevista


1.       ¿Cómo te sentiste en el momento que tuviste que interpretar a Hillary Clinton? ¿Con cuánto tiempo de anticipación te preparaste?

La verdad es que sabía meses antes que me iba a tocar ese proyecto. Me avisaron en primavera que, si la candidata era ella, sería yo la encargada de la interpretación. Así que seguí los discursos durante el verano y las convenciones para familiarizarme con su estilo a la hora de hablar en público, los tipos de ejemplos que usaba, si empleaba citas y de qué clase, etc. La preparación duró tiempo, pero fue gradual y luego, las semanas antes sí que pasé muchas horas leyendo toda la prensa que pude. Cuando empezó el primer debate sentí nervios y eso que ya llevo más de 4 años trabajando en la televisión, pero no había hecho nada similar antes y sentí una gran responsabilidad.

2.       ¿Cómo te preparas antes de cada interpretación? ¿Qué cosas llevas contigo que te son útiles en el momento de interpretar?

Estudio todo lo que puedo sobre el tema, investigo a los ponentes, escucho vídeos si los hay para conocer su forma de hablar. Siempre llevo un cuaderno con el glosario que he preparado y muchos bolígrafos. Si es simultánea llevo la tableta con más glosarios y nunca me faltan los post-it para anotar cosas que no puedo olvidar y necesito tener a mano.

3.       ¿Alguna vez te equivocaste en algún término o frase en el medio de una interpretación? ¿Cómo lo solucionaste?

Imagino que todo intérprete se ha equivocado en algún momento. Si es algo que cambia el sentido de la frase y me doy cuenta a tiempo, reformulo lo frase o echo marcha atrás. Si veo que ya no puedo arreglarlo en ese momento, espero la oportunidad para corregir el error y así asegurarme de que la información que llega al público es correcta.

4.       A la hora de tomar notas en una interpretación consecutiva, ¿tienes algún método especial que te sea más útil que otro?

Mis notas no son muy “ortodoxas”, son extremadamente personales, pero me funcionan. En clase me decían que lo mejor era escribir poco, pero me relaja escribir y me ayuda a recordar, así que anoto palabras clave que me permiten hilar mejor el mensaje.

5.       ¿Qué consejos le darías a un estudiante de interpretación?


La cultura general es nuestro tesoro, ser curioso, aprender de todo y no dejar jamás de estudiar. Si te esfuerzas, practicas mucho y tratas de dar lo mejor en cada proyecto, las cosas irán bien. Paciencia, los primeros trabajos tardan en llegar. Pero quizás el mejor consejo es ser buen compañero. A veces no nos damos cuenta de que este no es siempre un trabajo individual y aprendes con los años que los compañeros hacen que el trabajo salga adelante y sea mucho mejor.